Fuera de las sedes, no se brindan servicios relacionados con licencias

Una vez más, desde la Dirección General de Educación Vial del MOPT, se recuerda a las personas interesadas en acreditarse como conductores que, fuera de las sedes de esta institución no se brinda ningún servicio relacionado con el proceso para obtener la licencia de conducir.


Cualquier trámite que brinda Educación Vial inicia cuando la persona usuaria ingresa a la institución, nunca se inicia un trámite fuera de las sedes o en las cercanías de las mismas, esto es algo que las personas deben tener claro para evitar caer en estafas o ser asaltados.


Además, el pago de servicios se realiza en entidades financieras autorizadas, utilizando el nombre del servicio, por ejemplo curso o prueba teórica, prueba práctica para licencia tipo B1 y el valor del entero para estas pruebas es de ¢5.000.


Nunca, para alguno de estos servicios, se solicitará un pago mayor al monto indicado, o un depósito a una cuenta particular o por medio de sinpe móvil. Si por redes sociales, una persona usuaria hace contacto con alguien que promete cualquier tipo de “colaboración” para estos trámites y le citan en las inmediaciones de una sede, la recomendación es que la persona ingrese a la sede y haga la consulta en alguna ventanilla de información dentro de la institución, antes de establecer contacto con la persona que supuestamente le va a ayudar.


También, se han planteado denuncias en los casos en que se ha suplantado la identidad de un funcionario de la institución por parte de un tercero, que la utiliza para intentar estafas


Pese a los esfuerzos de la Administración, una de las acciones fundamentales para erradicar este problema debe provenir de la persona usuaria, que debe tener claro que no existe manera de obtener una licencia legal sin aplicar y aprobar las pruebas correspondientes dentro de la institución, así quien lo contacte asegure que esto es posible.


En la mayoría de los casos, luego de pagar altas sumas de dinero, la persona usuaria no recibe nada y en otros casos recibe el plástico es decir una licencia falsa, fácil de comprobar por parte de un oficial de tránsito en carretera.


Ante esto el portador del documento inicia un proceso penal por el delito de uso de un documento falso. Por estas y otras razones, se reitera el llamado a los ciudadanos para que eviten contactar personas en redes sociales que promocionan “ayudas” en temas de licencias y sobre todo no buscar realizar estos trámites fuera de las sedes de Educación Vial.




13 visualizaciones0 comentarios