Juan Carlos pide prudencia en la carretera

Pérez Zeledón. La historia de Juan Carlos Bonilla, vecino de nuestro cantón sirve de inspiración en el país, para exigir a los conductores prudencia en carretera.

Desde la Caja Costarricense del Segura Social, el policía contó su historia de aquel 30 de junio de 2020 que no olvidará.

“Yo manejaba una motocicleta de la Fuerza Pública en San Isidro del General, me disponía a hacer una diligencia propia de mi trabajo. Un conductor invadió el carril contrario y colisioné contra su vehículo y esto me provocó el accidente que me mantuvo cuatro días inconsciente en el hospital Escalante Pradilla y he requerido de tres complicados procedimientos quirúrgicos para estabilizarme” explicó el deportista y funcionario público.

“La imprudencia de un conductor me ha costado mucho porque sufrí golpes de consideración en la cabeza que requirieron intervención quirúrgica y daños severos en la cadera y en uno de los hombros. También he ameritado atenciones psicológicas por parte de la Clínica del Dolor. Dentro de todo hay cosas positivas y por las cuales agradecer, yo estoy profundamente satisfecho con los funcionarios del hospital Escalante Pradilla así como con los trabajadores del INS que me trataron de lo mejor.

Por eso hoy Bonilla se une a la CCSS, para pedir prudencia en carretera y el uso de los dispositivos de seguridad, como el casco y otros accesorios.

“Mi historia debe servir para que los conductores se protejan y responsabilicen en carretera. Cuando uno maneja no tiene por qué llevar el celular en la mano, no debe ingerirse licor, ni viajar como si hubiera dejado carne asando” destacó Juan Carlos.

Vía: CCSS


88 visualizaciones0 comentarios