Bajo estrictos protocolos y vigilancia, el Ministerio de Justicia y Paz reactiva visitas generales e

Pérez Zeledón. El Ministerio de Justicia y Paz abrirá las puertas de los centros penitenciarios del país a partir del viernes para la visita general.


Así lo acordó luego de que el Ministerio de Salud avalará y publicará en su página web la sexta versión de los “Lineamientos generales para el manejo del COVID-19 en centros penitenciarios en el marco de la alerta sanitaria por coronavirus”.


La visita se llevará a cabo de manera escalonada para evitar aglomeraciones en la entrada y en los espacios destinados para los encuentros, de tal forma que cada uno de los centros penales tendrá un cronograma de visita que podrá ser consultado, a partir del 16 de diciembre, en la página web del Ministerio de Justicia y Paz: www.mjp.co.cr


“Después de un arduo trabajo hemos logrado la apertura de la visita general que se iniciará este fin de semana, a partir del viernes 18 de diciembre. Es una apertura que se dará de manera escalonada. Es importante que los visitantes revisen la página del Ministerio de Justicia y Paz para que conozcan el cronograma, que dice cuándo tiene programada la visita cada módulo en cada uno de los centros y los requisitos que aplican”, informó la Ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar Rojas.


Los centros deben cumplir con ciertas condiciones, entre estas que sobre ellos no pesen órdenes sanitarias. Además, si se presenta un aumento de los casos de Covid-19 con respecto a la semana anterior o la aparición de contagios en centros que previamente estaban libres del virus, las autoridades ministeriales podrán suspender la visita por un tiempo definido mientras se monitorea el panorama epidemiológico.


Los centros penales contarán con un vigilante centinela que velará por el estricto cumplimiento de los protocolos sanitarios y adoptarán medidas para garantizar la mitad del aforo en los espacios donde se vaya a realizar la visita.


También deberán garantizar el distanciamiento recomendado por el Ministerio de Salud. El lineamiento contempla, además, la desinfección de las áreas con posterioridad a cada visita.

En materia de disposiciones, los visitantes deberán cumplir con las siguientes normas:


· Cada privado de libertad podrá recibir, sin excepción, la visita de una única persona.

· El visitante debe tener entre los 18 años y los 64 años de edad.

· El visitante podrá permanecer en la visita, como máximo, una hora.

· No deben ingresar recién nacidos o niños en brazos.

· No se permite la visita de personas con factores de riesgo ni mujeres embarazadas.

· No se permitirá el ingreso de personas con afecciones respiratorias visibles ni con temperatura mayor a 38 grados.

· Cumplir los protocolos de ingreso dispuestos por el centro penitenciario.

· Debe respetar el distanciamiento físico de 1,8 metros en todos los momentos y en todos los espacios.

· Usar, de manera obligatoria, la mascarilla durante toda la visita, cubriendo nariz y boca sin excepción.

· No se les permitirá consumir alimentos durante el tiempo de la visita o realizar alguna acción que requiera quitarse la mascarilla para otros efectos.

A la persona que no cumpla con las disposiciones sanitarias para atender la pandemia por COVID-19 y que atentan contra la salud pública se le suspenderá de inmediato la visita y se le aplicará medida cautelar, conforme con lo dispuesto en el Reglamento del Sistema Penitenciario Nacional.

Para la población privada de libertad regirán las siguientes disposiciones:

· La persona privada de libertad el día que reciba visita no puede ser sospechoso de Covid-19 ni positivo (por prueba o por nexo) ni estar en un módulo con orden sanitaria ni en aislamiento.

· Debe respetar el distanciamiento físico de 1,8 metros durante toda la visita.

· Usar, de manera obligatoria, la mascarilla durante toda la visita, asegurando que cubra nariz y boca todo el tiempo.

· No se les permitirá consumir alimentos durante el tiempo de la visita o realizar alguna acción que requiera quitarse la mascarilla para otros efectos.

· La persona privada de libertad que haya recibido visita deberá bañarse al ingresar a su módulo respectivo y lavar la ropa que usó durante la visita.


“La Navidad es sinónimo de solidaridad. Respetar los protocolos de prevención es el mayor acto de solidaridad; el mejor regalo navideño para quienes amamos”, manifestó la Viceministra de Gestión Estratégica, Diana Posada Solís.


Se mantiene suspendida la visita íntima, visita especial, visita intra carcelaria y el ingreso de grupos voluntarios de apoyo en todos los centros penitenciarios como medida preventiva. Ese tipo de visitas podrían abrirse en una siguiente fase.


La apertura de los centros a la visita permanecerá en constante evaluación y se mantendrá activa siempre y cuando las condiciones del país en cuanto a la atención de la emergencia sanitaria así lo permitan en atención a las recomendaciones que al respecto emita el Ministerio de Salud.





338 vistas0 comentarios