top of page

Proyecto estudia a Pérez Zeledón como ciudad inteligente y sostenible

El concepto de Ciudades Inteligentes inició su desarrollo en los años 90 del siglo XX. Principalmente vinculado al avance veloz de las tecnologías de la información y la comunicación que introdujo importantes transformaciones tecnológicas para afrontar los grandes retos del entorno urbano (eficiencia energética, contaminación ambiental, cambio climático).


Desde el Centro Internacional de Política Económica para el Desarrollo Sostenible (CINPE-UNA) de la Universidad Nacional nació el “Proyecto Ciudades Inteligentes y Sostenibles”, que ha permitido elaborar con investigaciones y productos académicos, un índice sobre inteligencia y sostenibilidad para una serie de territorios de Costa Rica, así como la toma de decisiones que se adapten a los objetivos 11 y 17 del desarrollo de la ONU.


Según la International Telecommunications Union (UIT-T), “Una CIS es una ciudad innovadora que utiliza las TIC y otros medios para mejorar la calidad de vida, la eficiencia de la operación y los servicios urbanos, y la competitividad, garantizando al mismo tiempo la satisfacción de las necesidades de las generaciones presentes y futuras con respecto a los aspectos económicos, sociales y ambientales”.


Para la investigadora del CINPE-UNA, Roxana Acuña, “actualmente se ha identificado una divergencia en el avance de las ciudades inteligentes y sostenibles de distintos centros urbanos alrededor del mundo, esto se debe principalmente a que no existe un modelo único de gestión que guíe la forma en la que las ciudades se desarrollen hacia la inteligencia y la sostenibilidad, por lo que, dependiendo de la forma en la que se desarrolle la gestión, esta puede incentivar o limitar el desarrollo inteligente de la ciudad”.


Esta investigación ajustada al contexto costarricense, estudia a profundidad el concepto de Ciudades Inteligentes y Sostenibles (CIS), respaldado en la base teórica de la Economía Circular, los Sistemas de Innovación y la Economía Urbana. Estos conceptos se formalizan mediante la construcción de un índice de CIS, el cual fue aplicado en un plan piloto a diez ciudades del país, entre ellas Pérez Zeledón.


El director del CINPE-UNA, Olman Segura, enfatizó en que “una ciudad no se puede llamar inteligente si no considera los aspectos ambientales y sociales que le caracterizan, sobre todo en la actualidad después de lo vivido con el COVID-19. En otras palabras, una ciudad debe ser inteligente, pero indispensable que también sea sostenible”.


Para el estudio de las ciudades y el cálculo de los indices de CIS correspondientes se abarcaron diferentes dimensiones, tales como: social, ambiental, educación / capital humano, economica, seguridad ciudadana, transporte, gobernanza, y tecnologías de la información y comunicación (TICS).


Los resultados obtenidos de la investigación identificaron desiguales entre las ciudades, una buena interacción con el medio ambiente (nota superior al 73%), se evidenciaron marcadas diferencias económicas entre las ciudades dentro y fuera de la GAM, falta de seguridad, oportunidades de mejora en la educación, falta de buen manejo de las tecnologías por parte de las ciudades más alejadas de la GAM, buen desempeño en la gobernanza, y el peor promedio dejó en evidencia el rezago del país en infraestructura, transporte y movilidad de personas, lo mismo que el uso fuerte de hidrocarburos, contaminación atmosférica y edad de la flotilla vehicular.


Este análisis nos permitió observar que el espacio de mejora es amplio para la construcción de Ciudades Inteligentes y Sostenibles en Costa Rica, ya que el promedio de calificaciones de las ciudades no supera el 50%. No obstante, destaca el papel de algunas ciudades como Belén, San José y Cartago, con calificaciones de 64, 61 y 57 respectivamente.


Para Segura, no se trata de una simple medición con el objetivo de crear un ranking, sino de un instrumento que puede utilizarse como herramienta de generación de políticas económicas y políticas públicas para la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía.


“Es necesario conocer el estado de situación de la ciudad, sus retos y limitaciones en la gestión, así como el aporte de cada uno de los participantes y/o actores de la economía y el sistema político, esto con el propósito de generar una planificación de largo plazo, donde exista una coherencia entre los objetivos, las estrategias, y el presupuesto”, concluyó la investigadora Acuña.






922 visualizaciones

1 Comment


claudio mata
claudio mata
Mar 21, 2023

Rudy's Hotel en Pérez Zeledón centro produce el 99 por ciento de su electricidad y el 90 por ciento de su agua, nuestras camas y muebles son hechos de madera desechada, protegemos el río a toda costa y se cuenta con una montaña de casi cien hectáreas en pura protección de cuencas, flora y fauna, ademas hemos donado cientos de arbolitos maderables...Así sobrevivimos y a la vez cuidamos el planeta para las proximas generaciones.

Like
bottom of page