top of page

Familias tienen 2 años de vivir con la angustia que árboles caigan en sus casas

Pérez Zeledón. Familias del barrio María Auxiliadora de Pérez Zeledón llevan dos años realizando gestiones ante diversas instituciones públicas para que se autorice la corta de un árbol de gran altura y la poda de reducción de otros, los cuales indican los vecinos representan un riesgo para la seguridad de los habitantes que tienen sus casas a pocos metros de la carretera interamericana.


Para los vecinos de ocurrir una emergencia ante la caída de estos árboles- ubicados en una parte acantilada- se pone en riesgo la vida de los peatones, de quienes habitan en dichas viviendas y además la afectación del cableado eléctrico público, entre otros riesgos.


Las personas denunciantes comentaron a la Defensoría que las fuertes lluvias y los vientos empeoran las condiciones de deslave del suelo y las ráfagas amenazan con traerse abajo los enormes árboles. Por ser un talud sin alguna protección de cobertura, hay preocupación que el anclaje falle, indicó un ingeniero forestal del MOPT recientemente en un informe técnico.


En el mismo recomienda a la Gerencia de Conservación de Vías y Puentes del CONAVI, atender la corta del árbol requerido y además aplicar disminuciones en las ramas que sobrepasan la carretera, que corresponden a acciones de mitigación del riesgo. También informar en lo dispuesto a la Ley. 9789 sobre la corta a la oficina del SINAC.


En un informe que realizó el año pasado una empresa subcontrata por el Conavi para el mantenimiento de vías pudo constatar que los árboles son de gran tamaño, aproximadamente 10 metros de altura ubicados en la ruta nacional No.2, en derecho de vía.


La Defensoría de los Habitantes solicitó a las instituciones encargadas ofrecer una solución definitiva al reclamo de los vecinos, pues el tiempo transcurrido ya es muy considerable.


55 visualizaciones

Kommentare


bottom of page