Presentado proyecto de ley para apoyar a sectores más afectados por alzas en gasolina y diésel

Con el propósito de atenuar el golpe de las alzas de los combustibles, el Gobierno presentó este viernes el proyecto de ley (expediente N.° 22.966) que establece un crédito fiscal para los sectores de transporte público, el transporte de carga y las actividades agrícolas, como un mecanismo de compensación en su consumo de gasolina o diésel.

Además, se autorizaría al Ministerio de Agricultura y Ganadería para que pueda presupuestar ¢1.095 millones adicionales para que apoye a las y los agricultores desarrollando dos proyectos relacionados con la producción de semillas y de bioinsumos como alternativa a los fertilizantes. Debido a esto se exceptuaría al MAG de la aplicación de la Regla Fiscal establecida en la Ley N.° 9635, con la finalidad de lograr este apoyo al sector agropecuario.


De esta forma, el Gobierno avanza con las acciones que dio a conocer el lunes en un plan para defender economía ante los fuertes impactos por el ataque de Rusia a Ucrania, durante una reunión con las jefaturas de fracción en la Asamblea Legislativa. Son medidas del Poder Ejecutivo para atenuar esos golpes, las cuales a la vez se realizan con la responsabilidad y la prudencia fiscal necesaria para preservar los logros de consolidación fiscal que Costa Rica ha venido desarrollando.

El mencionado crédito fiscal para los sectores más afectados por los incrementos en los combustibles consiste en la deducción del impuesto sobre la renta de un máximo de entre ¢78,15 y ¢92,4 por cada litro de gasolina o diésel adquirido. Esta medida se podrá aplicar durante tres meses a partir del primer día del mes siguiente a su publicación en el Diario oficial La Gaceta.


En el proyecto se modifica también la forma como se realiza el ajuste al precio de los combustibles durante tres meses y se plantea una serie de medidas para bajar el precio final: la reducción de costos de operación de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), la utilización de los precios efectivamente pagados por RECOPE por los combustibles y la reducción del margen de ganancias en su comercialización y transporte.

“Instamos a las diputadas y los diputados a que apoyen con su voto estas acciones que van en beneficio de todas y todos los costarricenses”, aseguró Elian Villegas, ministro de Hacienda.

En detalle. El Poder Ejecutivo busca neutralizar el impacto dado en las últimas semanas ante la crisis generada por el ataque de Rusia a Ucrania apoyando a los sectores más afectados.


Crédito fiscal temporal. El Gobierno propone una deducción temporal del impuesto sobre la renta a partir de cada litro de gasolina o diésel consumido. Es decir, los sectores de transporte de carga, transporte remunerado de personas (incluye taxis y autobuses) y de actividades agrícolas (pequeño y mediano productor agropecuario) podrán reducir su pago por impuesto sobre la renta por un máximo de entre ¢78,15 y ¢92,40 por cada litro de gasolina o diésel consumido.


Con el propósito de atenuar el golpe de las alzas de los combustibles, el Gobierno presentó este viernes el proyecto de ley (expediente N.° 22.966) que establece un crédito fiscal para los sectores de transporte público, el transporte de carga y las actividades agrícolas, como un mecanismo de compensación en su consumo de gasolina o diésel.


Además, se autorizaría al Ministerio de Agricultura y Ganadería para que pueda presupuestar ¢1.095 millones adicionales para que apoye a las y los agricultores desarrollando dos proyectos relacionados con la producción de semillas y de bioinsumos como alternativa a los fertilizantes. Debido a esto se exceptuaría al MAG de la aplicación de la Regla Fiscal establecida en la Ley N.° 9635, con la finalidad de lograr este apoyo al sector agropecuario.


De esta forma, el Gobierno avanza con las acciones que dio a conocer el lunes en un plan para defender economía ante los fuertes impactos por el ataque de Rusia a Ucrania, durante una reunión con las jefaturas de fracción en la Asamblea Legislativa. Son medidas del Poder Ejecutivo para atenuar esos golpes, las cuales a la vez se realizan con la responsabilidad y la prudencia fiscal necesaria para preservar los logros de consolidación fiscal que Costa Rica ha venido desarrollando.

El mencionado crédito fiscal para los sectores más afectados por los incrementos en los combustibles consiste en la deducción del impuesto sobre la renta de un máximo de entre ¢78,15 y ¢92,4 por cada litro de gasolina o diésel adquirido. Esta medida se podrá aplicar durante tres meses a partir del primer día del mes siguiente a su publicación en el Diario oficial La Gaceta.


En el proyecto se modifica también la forma como se realiza el ajuste al precio de los combustibles durante tres meses y se plantea una serie de medidas para bajar el precio final: la reducción de costos de operación de la Refinadora Costarricense de Petróleo (RECOPE), la utilización de los precios efectivamente pagados por RECOPE por los combustibles y la reducción del margen de ganancias en su comercialización y transporte.

“Instamos a las diputadas y los diputados a que apoyen con su voto estas acciones que van en beneficio de todas y todos los costarricenses”, aseguró Elian Villegas, ministro de Hacienda.

En detalle. El Poder Ejecutivo busca neutralizar el impacto dado en las últimas semanas ante la crisis generada por el ataque de Rusia a Ucrania apoyando a los sectores más afectados.

Crédito fiscal temporal. El Gobierno propone una deducción temporal del impuesto sobre la renta a partir de cada litro de gasolina o diésel consumido. Es decir, los sectores de transporte de carga, transporte remunerado de personas (incluye taxis y autobuses) y de actividades agrícolas (pequeño y mediano productor agropecuario) podrán reducir su pago por impuesto sobre la renta por un máximo de entre ¢78,15 y ¢92,40 por cada litro de gasolina o diésel consumido.



93 visualizaciones0 comentarios