Policía de Tránsito insta a conductores a estar atentos a ruido que producen sus automotores

Pérez Zeledón. Realizarle revisiones preventivas al vehículo, en temas como la emisión de ruido, no solo para asistir a la inspección técnica vehicular, sino como una conducta responsable y considerada hacia otras personas, enfermos y vecinos es la recomendación que hace la Policía de Tránsito a los dueños de automotores.

En el 2020, un total de 389 conductores fueron sancionados por superar los límites máximos de emisión de ruido de su automotor y se les decomisaron las placas, como lo establece la Ley de Tránsito. La multa que recibieron fue de ¢326.701,19. Para el 2021, la sanción económica es de ¢327.713,96, y se acumulan 6 puntos en la licencia, lo que obliga a realizar un curso de reeducación vial para poder renovar la licencia.

El mes de enero anterior, explicó Alberto Barquero Espinoza, Sub Director de la Policía de Tránsito, se sancionaron a 77 conductores por esta infracción, esto quiere decir que solo en el primer mes del 2021 se sancionó al 20% de los que se sancionaron en todo el 2020, lo que podría presumir un incremento de estas faltas. En enero del 2020, solo se hicieron 5 multas por este motivo, visto porcentualmente, de enero de 2020 a enero de 2021 se dio un aumento de cerca del 1540% (Mil quinientos cuarenta por ciento).

“Un buen conductor no es solamente quien sabe meter las marchas del vehículo, o estacionar adecuadamente. Los conductores deben ser integrales y esa integralidad implica estar pendientes de todos aquellos detalles del automotor, desde el estado de las escobillas del parabrisas que se van endureciendo con el sol, hasta aspectos que inciden sobre el bienestar de las personas, como es el exceso de ruido. Una motocicleta ruidosa no solo afecta al vecino, al paciente que está hospitalizado, va dañando la capacidad auditiva del propio dueño de la motocicleta, por dar un ejemplo”, acotó Barquero.

Según la reforma a la Ley de Tránsito, del año 2017, el máximo de decibeles (db) permitidos en un automóvil es 90, mientras que la carga liviana y las microbuses no deben pasar de 92 db. Asimismo, los autobuses y busetas tienen un máximo autorizado de 94 mientras que los camiones de carga pesada no deben superar los 96 db. El parámetro más alto permitido es de 112 para vehículos con frenos de motos.

En cuanto a motocicletas y bicimoto, entre los 0 y los 250 cc, inclusive, se admite un máximo de 94 decibeles. Todas las motocicletas y bicimotos por arriba de los 250 cc tienen como “techo” los 96 decibeles.



17 vistas0 comentarios