Para la entrada a clases todos tenemos que hacer la tarea

Pérez Zeledón. La Defensoría de los Habitantes hizo hoy un llamado a la población a involucrarse activamente en el proceso de entrada clases para un regreso seguro e informado, solicitando al Ministerio de Educación Pública (MEP) multiplicar los esfuerzos que permitan cerrar las brechas existentes en el sistema educativo, la desigualdad de oportunidades y, avanzar con mayor rapidez, en temas pendientes como la conectividad e infraestructura.


Para la Defensoría es muy importante que las familias tengan la información adecuada sobre las condiciones para el regreso presencial a las aulas, atender con prontitud y claridad todas las consultas de los padres de familia y alumnos, que los protocolos dentro de las instalaciones se cumplan al pie de la letra, entre muchos otros retos. Sin duda alguna, el curso lectivo del año 2020 obligó a replantear el proceso de enseñanza y aprendizaje habitual, con la tarea de garantizar los derechos de la población educativa.


La emergencia sanitaria vino a sumar a otros desafíos y deudas que el sistema educativo costarricense ya acarreaba en años anteriores. Para mencionar un caso: la falta de conectividad, que afecta a 375.371 estudiantes según un censo del MEP, en especial en

territorios indígenas y zonas rurales.


“Hago un llamado a la comunidad educativa de un regreso a clases seguro e informado, con canales de comunicación abiertos permanentemente para atender todas las dudas o inquietudes que puedan surgir a los padres, madres y estudiantes. Que sepan también que las puertas de la Defensoría están abiertas en caso de no obtener una respuesta del sistema educativo”, dijo la Defensora de los Habitantes, Catalina Crespo.


La presencialidad de las personas menores de edad en los centros educativos, además, supone factores protectores para esta población, entre otros aspectos porque previene y detecta situaciones de violencia en espacios privados o familiares que de otra manera pueden no ser identificados y atendidos. La tarea es compartida y se deben hacer los esfuerzos posibles para que la estrategia presencial-virtual que presenta el MEP, cuente con el respaldo y el apoyo necesario en favor de los niños, niñas y adolescentes del país.


15 visualizaciones0 comentarios