País negocia compra de dosis para vacunar a la niñez

Costa Rica negocia con la farmacéutica Pfizer la compra de dosis para vacunar contra COVID-19 en el 2022 a la población de 2 a 12 años, así como la inmunización de mayores de 58 años y personal de primera respuesta.

Se evalúa la adquisición de 2,5 millones de dosis, de las cuales cerca de 1,5 millones estarían destinadas para la población pediátrica (dos dosis por persona) y el millón adicional permitiría colocar una única dosis adicional a mayores de 58 años y personal de primera respuesta.

La empresa Pfizer se encuentra desarrollando la vacuna pediátrica contra COVID-19 y el Gobierno avanza en las negociaciones con la farmacéutica para la protección de la niñez costarricense, una vez que se haya obtenido el aval de una agencia de regulación estricta, que se espera para este 2021.

“El país se encuentra en un proceso de negociación para asegurarse el acceso a las vacunas contra el Covid-19 que podrían ocuparse en el 2022. Esto es similar al proceso de negociación que se hizo en el 2020 y que nos permitió asegurarnos las vacunas para este año”, explicó Agustín Castro, ministro de Comunicación.

El Gobierno evaluó otras opciones que también se encuentran en desarrollo de su vacuna pediátrica contra COVID-19, como la empresa Moderna; no obstante, a causa del precio y plazo probable de aprobación, Pfizer constituye una opción más competitiva.

Al igual que las anteriores adquisiciones de vacunas contra COVID-19, contando con el aval de la Comisión Nacional de Vacunación y Epidemiología, las 2,5 millones de dosis serían compradas a través de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) mediante el Fondo Nacional de Emergencia.

Por medio de la coordinación interinstitucional implementada para el Plan de Vacunación contra el COVID 19, la Caja Costarricense de Seguro Social deberá remitir a la CNE el plan de inversión respectivo, con el fin de poder realizar el procedimiento de contratación mediante el Fondo Nacional de Emergencia. Con el objetivo de contar con los recursos necesarios para este nuevo contrato, se harían las asignaciones presupuestarias correspondientes.

“Nos mantenemos en análisis de cuál sería la vía jurídica que nos corresponde seguir en este caso. Es muy posible que el mecanismo todavía tenga que ser el Fondo Nacional de Emergencia, dado que las vacunas van a estar sujetas a aprobaciones de emergencia y es muy posible que no hayamos terminado por completo esta fase de pandemia”, expresó Alexánder Solís, presidente de la CNE.




66 visualizaciones0 comentarios