Juzgado impide a Justicia y Paz recibir ingresos procedentes de celdas judiciales para aislamiento

Pérez Zeledón. El pasado 1° de julio, el Ministerio de Justicia y Paz recibió una nueva prohibición para utilizar espacios habilitados para aislamiento temporal; en esta oportunidad, antes de que los movimientos se hubiesen realizado.

El Juzgado de Ejecución de la Pena de Pérez Zeledón giró una orden para impedir la movilización de 100 personas provenientes de celdas judiciales al gimnasio de la UAI Pabrú Presberi.

Estas personas no ingresarían a ese centro, sino que pasarían en el gimnasio los 14 días de aislamiento previo a ser ingresados a los centros penitenciarios donde pernoctarán.

En la audiencia llevada a cabo ese mismo día, la Defensa Pública argumentó en contra del ingreso basada en un comunicado que emanó de esta cartera el pasado 11 de junio.

En él se hizo un llamado a los juzgados del país a no impedir el uso de la infraestructura con que cuenta el sistema penitenciario para habilitar espacios de aislamiento. En ese comunicado no se menciona específicamente a Pérez Zeledón, por lo que llama la atención la referencia al mismo en la orden judicial recibida. Por su parte, en la audiencia la Fiscalía argumentó que “hemos visto cómo las áreas de visitas se han usado para espacios de los centros penales para fines de aislamientos, con lo cual se ha perjudicado a la población, pero se debe tener en cuenta que estamos antes una emergencia nacional y esta situación precisamente ha generado que las celdas judiciales estén hacinadas, violentándose con ello los derechos de estas personas pues dichas celdas no cumplen con las condiciones mínimas requeridas para albergarlos por tiempos prolongados. Se solicita que se acepten a estos privados de libertad y que la medida sea por un plazo máximo de tres meses, plazo durante el cual la administración penitenciaria deberá dotar del personal de seguridad, deberán hacer los cambios necesarios para reforzar la seguridad del área”.

La Ministra de Justicia y Paz, Fiorella Salazar Rojas, indicó que “vemos nuevamente un ejemplo claro de que se sigue analizando al sistema penitenciario como si nos encontráramos en tiempos ordinarios y no en tiempos de pandemia. Ya hemos indicado en reiteradas ocasiones que el aislamiento es indispensable para el posterior ingreso a cualquier centro para garantizar la salud y la vida de la población penal, por lo que impedirle al Ministerio usar la infraestructura con que cuenta para este fin es prohibirle el ingreso a las personas que esperan en celdas judiciales”.

Al cierre del mes de junio se contabilizaban 144 solicitudes de ingreso al sistema penitenciario, con lo cual, de haber podido ingresarse 100 personas transitoriamente a Pérez Zeledón, se hubiera podido aliviar en gran medida la situación.

Dada esta nueva orden judicial, el Ministerio deberá esperar a que se desocupen espacios de aislamiento en uso para poder recibir los nuevos ingresos.




98 vistas0 comentarios