El Cerro Chirripó es el hogar de una nueva especie de planta

Costa Rica tiene su propia planta, Gentiana bicentenaria, una nueva especie recientemente publicada por los investigadores Armando Estrada del Museo Nacional de Costa Rica y Alexander Rojas, profesor de la Universidad Nacional, que desde el 2016 colectaron en las alturas del Cerro Chirripó. Esta nueva especie para la ciencia es endémica de Costa Rica.


La nueva especie es una diminuta planta, una hierba de menos de 2 cm, caracterizada por su forma de crecimiento arrocetada, muy compacta, con hojas en forma de espátulas, densamente superpuestas a lo largo de los tallos durante la época de floración. También se distingue por sus bellas flores solitarias, blanco-azuladas y amarillo-rayadas en el interior de la flor.


Este hallazgo se le dedicó al bicentenario de Costa Rica y le fue presentado al presidente Carlos Alvarado y a la Primera Dama, Claudia Dobles, en una reciente visita al Museo Nacional.


“Agradecemos la ardua labor de investigación llevada a cabo por los especialistas del Museo Nacional y de la Universidad Nacional, que concluyó con el descubrimiento de esta nueva especie. Es un honor para los costarricenses”, manifestó el presidente de la República.


Gentiana bicentenaria es endémica de Costa Rica, conocida hasta el momento solo en la cordillera de Talamanca, específicamente, en los ecosistemas de páramo del Parque Nacional Chirripó, a más de 3 mil metros de elevación.


“Esta es una planta muy especial, por esto el epíteto específico bicentenaria, está dedicado al significativo acontecimiento de celebración de los 200 años de independencia de la República de Costa Rica, país de donde proviene la especie y de donde solo se conoce su origen hasta el momento” contó el Ingeniero Forestal e investigador del Museo Armando Estrada.


¿Qué hace a Gentiana bicentenaria tan especial?


La nueva especie tiene características muy similares a Costa Rica, es pequeña pero hermosa, además proviene de un ecosistema frágil, pero protegido como es el Cerro Chirripó, el sitio más elevado del país y donde se encuentra uno de los símbolos nacionales: los crestones.


Esta especie, exclusiva de páramos, crece en grupos relativamente abundantes a orillas de riachuelos, en áreas abiertas, anegadas y sustratos llenos de musgo. Florece entre diciembre y marzo y los frutos se observan en marzo y julio.


“Esta pequeña planta pertenece a grupo poco representado en el país, por crecer en uno de los ecosistemas más frágiles y amenazados actualmente y por qué su nombre nos recordará para siempre el importante acontecimiento de los 200 años de independencia de nuestro país, que tuvimos la oportunidad de vivir y celebrar”, explicó Estrada.


Gentiana es el género más grande de la familia Gentianaceae, con alrededor de 450 especies en el mundo. Es mucho más diverso y mejor representado en regiones templadas de Asia, Europa y Norteamérica. En las regiones tropicales se presentan pocas especies, restringidas principalmente a grandes elevaciones, tal y como es el caso del Chirripó.


La identificación de esta nueva especie responde a los esfuerzos de investigación y documentación de la biodiversidad costarricense que realiza el Museo Nacional de Costa Rica.


Esta nueva especie para la ciencia se encuentra documentada en el Herbario Nacional de Costa Rica y a disposición de futuras investigaciones por parte de científicos nacionales y extranjeros.



236 visualizaciones0 comentarios