CNP sostiene la defensa en precios justos para más de 30.000 productores nacionales

El Consejo Nacional de Producción (CNP) sostiene la defensa en los precios ofrecidos en el Programa de Abastecimiento Institucional, así como en la continuidad del artículo 9 de la Ley Orgánica de esta Institución. El mismo establece la obligatoriedad de los centros educativos a abastecerse de productos alimenticios mediante el Programa, brindando un beneficio directo e indirecto para 30.000 productores distribuidos en 366 agro empresas, aproximadamente.

Existen diversas razones para defender la exclusividad del PAI, en la suplencia de los comedores estudiantiles; estas se basan, principalmente, en los beneficios que ofrece el Programa al servicio de alimentación estudiantil, que no existirían si los comedores fueran abastecidos por privados.

En materia de precios, los productos entregados en los 16 protocolos de alimentación, para el Ministerio de Educación Pública (MEP), se han mantenido estables desde inicios de la pandemia. Existen casos como el de la leche donde su costo ha disminuido considerablemente, llegando a costar 770 colones por litro, puesto en cada centro educativo.

Actualmente, se atienden 2783 centros educativos de manera directa, distribuidos en todo el país, (60% del total), lo que representa una contribución importante en el buen funcionamiento del Programa de Alimentación y Nutrición del Escolar y del Adolescente (PANEA) del MEP.

Del total de centros educativos que hoy se atienden, únicamente hemos recibido 79 inconformidades de las 130 mil órdenes de mercadería entregadas; cifra que representa el 0.06%.

De acuerdo con Ángel Jiménez Segura, presidente ejecutivo del CNP, “debemos preguntarnos seriamente cómo se va a garantizar que los precios de proveedores privados sean más bajos que los del PAI. Hasta el momento, los precios que se han utilizado para hacer comparaciones son de supermercados en zonas urbanas, donde ofrecen el producto en góndola y, muchas veces importado; en esos casos las comparaciones no son válidas”.

LOGÍSTICA

De manera rutinaria, los suplidores del PAI deben desplazarse a grandes distancias por caminos difíciles, o viajar en lancha para hacer entrega de los alimentos demandados, con el propósito de hacer llegar la alimentación a la mayoría de centros unidocentes, tal es el caso de las escuelas: San Fernando en Cutris de San Carlos (3 estudiantes), Bajos de Ario en Cóbano (3 estudiantes), El Quijongo en San Jorge de Los Chiles (7 estudiantes), Concepción en Chires Puriscal (4 estudiantes), mientras que las entregas realizadas por privados se concentran en su mayoría dentro del Gran Área Metropolitana.

INSPECCIONES

En el primer semestre del año se han realizado 2135 inspecciones de calidad e inocuidad de los productos abastecidos por nuestros suplidores, en el momento de la entrega, basadas en fichas técnicas. Este servicio ayuda a garantizar la calidad de los productos, que no se da en el caso de las empresas privadas que abastecen comedores estudiantiles.

El PAI permite llevar un control de los productos autorizados por el MEP para la integración de cada menú recomendado para la debida nutrición de los estudiantes, mediante una plataforma informática que centraliza la información de pedidos y lleva el control de la cantidad de productos solicitados por cada comedor escolar.

“El CNP garantiza la participación de los micro, pequeños y medianos productores agropecuarios en un mercado cautivo, permitiéndoles la comercialización de sus productos, los cuales no podrían vender en mercado abierto, tras competir con grandes agroempresas, que obtienen costos menores por volúmenes de producción y mayor poder de negociación.


No hay garantía de protección y respaldo al productor nacional, siendo el PAI optativo o facultativo para los comedores estudiantiles”, agregó Jiménez Segura.


8 vistas0 comentarios