Amistad-Pacífico fortalece las brigadas voluntarias contra incendios forestales

Unas 50 personas nuevas brigadistas forestales recibirán capacitación en herramientas esenciales para atender incendios en el Área de Conservación La Amistad-Pacífico (ACLA-P) en la Zona Sur de Costa Rica, durante la próxima temporada seca. Y otras 40 bomberas y bomberos forestales continuarán fortaleciendo sus conocimientos.


El Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), y el personal del ACLA-P y del Programa Nacional de Manejo Integral del Fuego (PMIF) impartirán 2 cursos para personas bomberos forestales y 2 Cursos de Uso Efectivo del Agua en la Extinción de Incendios Forestales (CUEA-EIF) a las brigadas voluntarias en territorios indígenas y paisajes rurales de Buenos Aires de Puntarenas. Las lecciones se llevarán a cabo del 22 de octubre al 4 de noviembre.


El objetivo de estos cursos es fortalecer las capacidades para combatir incendios forestales y mitigar su impacto sobre los recursos naturales y la biodiversidad. Se alcanzarán a alrededor de 50 personas que se integrarán a las brigadas ya existentes; y a otras 40 que ya son brigadistas o personal del SINAC.


Los cursos serán impartidos por personas expertas nacionales e internacionales. En Costa Rica, los ecosistemas son muy afectados por los incendios forestales. Cada año se queman unas 1.400 hectáreas de bosque solo dentro de Áreas Silvestres Protegidas (ASP).

El Programa de Manejo Integral del Fuego del ACLA-P se implementa bajo el enfoque de responsabilidades compartidas. Es un esfuerzo conjunto entre diferentes actores relacionados con la prevención y atención de los incendios forestales. Busca llevar a cabo actividades para la planificación, educación, reducción y ejecución de planes, protocolos, material educativo y búsqueda de recurso económico para implementar acciones que disminuyan los incendios forestales en la zona.


“La necesidad de fortalecer las brigadas voluntarias nace de la problemática a raíz de incendios forestales que ha caracterizado a esta Área de Conservación. Se presenta una época seca durante los meses de enero, febrero, marzo y abril que posibilita el inicio y propagación de los siniestros. Y es en esta misma temporada donde se utiliza el fuego en prácticas agrícolas de quema y roza de forma inadecuada, que resultan en incendios que se salen de control y llegan a las Áreas Silvestres Protegidas o cerca de sus límites”, explicó Gravin Villegas Rodríguez, gerente de Áreas Silvestres Protegidas del ACLA-P.


¿A qué responde este proceso de capacitación?


Este proceso de capacitación es parte de las acciones del Proyecto “Conservando la biodiversidad a través de la gestión sostenible en los paisajes de producción en Costa Rica” (Paisajes Productivos) que gestiona el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) desde el 2018, por encargo del Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE) con financiamiento del Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF).


El Proyecto Paisajes Productivos se enfoca en dos áreas geográficas: el Corredor Biológico Interurbano María Aguilar (CBIMA) y la zona de amortiguamiento del ACLA-P.


“Trabajamos en la reducción de la pérdida de hábitat natural generada por los cambios rápidos e incontrolados en el uso de la tierra debido a la expansión agrícola en el ACLA-P. Esa expansión muchas veces conlleva quemas que se convierten en incendios forestales impactando negativamente a las comunidades y a la naturaleza”, afirmó Miriam Miranda Quirós, coordinadora del Proyecto Paisajes Productivos.


PNUD Costa Rica aporta en los procesos de recuperación post-COVID-19, y colabora con el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (especialmente con los ODS 5, 11, 12, 15 y 17). Además, contribuye con el logro de las Metas Aichi de la Convención de Biodiversidad.


¿Qué es el ACLA-P?


El Área de Conservación La Amistad-Pacifico tiene una extensión de total 522.792,6 hectáreas, de las cuales 193.739 están dentro de ASP; 169.414,12 hectáreas son parte de la zona de amortiguamiento; y 167 985,51 (32% del territorio del ACLA-P) son Corredores Biológicos.


Se ubica en el sureste de la Región Pacífico Sur de Costa Rica, en los cantones de Pérez Zeledón, Buenos Aires y Coto Brus; desde San Gerardo de Dota hasta la frontera con Panamá, y desde la línea divisoria de aguas en la Cordillera de Talamanca hasta la Fila Costeña o Brunqueña.


En el espacio que conforma el ACLA-P existen 8 territorios indígenas: Salitre, Cabagra, Ujarrás, Boruca, Térraba, Rey Curré, Ngöbe y China Kichá.

9 visualizaciones0 comentarios